Ventajas Del Consumo De Chocolate

En la mayoría de dietas, se hace omisión al chocolate, ya que se considera un alimento calórico y con mucha cantidad de azúcar y grasa. No obstante, estudios recientes sobre el chocolate y sus propiedades han demostrado que el consumo de este alimento tiene muchas ventajas en nuestro organismo.

Entre muchos de sus beneficios, destaca el contenido de un componente llamado flavonoide que actúa en el sistema de oxigenación de la sangre, facilitando la circulación. Estas sustancias, además, actúan en la oxigenación celular, por lo que provocan, el retraso del envejecimiento de la piel.

Estos polifenoles (flavonoides) que participan en la defensa del organismo, son también, unas sustancias antioxidantes que evitan que el colesterol malo (LDL) se fije sobre las paredes de las arterias.

No obstante, la característica más relevante del chocolate es que su consumo activa una hormona llamada serotonina que actúa sobre nuestro cerebro produciendo una sensación de placer y bienestar.

Hay muchos tópicos alrededor del consumo del chocolate. Cierto es que en grandes cantidades, el chocolate, tanto en polvo, como en tableta o en cualquiera de sus variantes aportan un alto contenido en carbohidratos y grasas, que pueden manifestarse en el cuerpo humano a modo de obesidad, caries dentales o acné. Pero si llevamos a cabo un consumo moderado de chocolate, sin abusar, estaremos ofreciendo a nuestro organismo una fuente energética de magnesio, hierro y fósforo.

Un aspecto del chocolate que se ha criticado durante mucho tiempo son sus niveles de cafeína, que al ser ingerido por niños se cree que puede ocasionarles trastornos en el sueño o en la actividad diaria común. Cabe decir que la cantidad de cafeína en las porciones de chocolate es realmente escasa (no sobrepasa el 1%) y que, aunque si puede actuar sobre el sistema nervioso central, no es una sustancia perjudicante en el ciclo activo las personas.

Para terminar decir que los especialistas en nutrición recomiendan consumir una taza de chocolate al día, sin excesos, como parte de una dieta equilibrada, y preparado con leche descremada, pues el consumo frecuente de este delicioso dulce tiene muchas ventajas.

Entre otras algunas son las siguientes:

• Limita la fatiga
• Mejora la concentración. Es mucho mejor que el café y que el té negro.
• Produce una sensación de saciedad.
• Tiene una gran cantidad de magnesio y eso relaja los músculos, ayuda a formar nuevas células y a reparar el ADN.
• Facilita la circulación sanguínea.
• Nos libera del estrés. Genera endorfinas, que son sustancias del cerebro para hacerte sentir bien y a activar tu ánimo.
• Segrega serotonina, una sustancia del cerebro que ayuda a disminuir la depresión y a calmarnos ante situaciones tensas.
• Tiene contenido en fibra y hierro, más o menos el equivalente de una manzana o una rebanada de pan integral y por tanto previene enfermedades como el cáncer de colon, combate el colesterol, protege de infartos, y nos produce el mismo bienestar que una sesión de relajación o 20 minutos de ejercicios.